¿Cómo viviremos después de la pandemia? Cinco reglas para minimizar riesgos ante la “nueva normalidad” que se avecina

0
88

Formar una “burbuja” con otra familia o trasladar las actividades sociales al aire libre son algunas de las orientaciones que científicos y expertos en salud pública estadounidenses dan para la vida post pandemia.

En las últimas semanas son cada vez más los países que, tras superar lo peor de la pandemia del coronavirus, han comenzado poco a poco a vivir lo que se ha denominado como “nueva normalidad”, una realidad que no significa que el virus se haya eliminado, sino que sigue latente y puede volver a atacar si se baja la guardia. Es por esto que a la hora de retomar las actividades cotidianas resulta fundamental contar con algunas normas o reglas básicas para minimizar el riesgo de contagios. The New York Times consultó a científicos y expertos en salud pública, quienes entregaron algunas orientaciones para la vida post pandemia. Y aunque en Chile todavía estamos lejos de llegar a la “nueva normalidad”, en algún momento lo haremos y es bueno estar preparados. A continuación te compartimos cinco reglas para una vida en la “nueva normalidad”. 1.- Mantente informado respecto al porcentaje de pruebas positivas y tasas de contagio en las áreas que frecuentas El porcentaje de pruebas positivas indica si los test y el rastreo de contactos están encontrando casos leves y asintomáticos. Cuando permanece en un 5% o menos durante dos semanas, eso sugiere que hay un testeo adecuado para controlar la transmisión del virus y es menos probable que te cruces con él.

“No significa que tengas total libertad”, advierte Erin Bromage, inmunólogo y profesor de biología de la Universidad de Dartmouth, Massachusetts. “Significa que hay suficientes pruebas en marcha para que te puedas sentir seguro de que tus interacciones sociales serán de mucho menor riesgo”, agregó. Por otro lado, si el porcentaje de pruebas positivas comienza a subir, hay que tener cautela y tomar más precauciones. 2.- Limita el número de tus contactos cercanos Los contactos más seguros siempre serán aquellos con los miembros de tu hogar, pero si las personas quieren ampliar el círculo a otros familiares y amigos, la recomendación es mantener el número de contactos cercanos lo más bajo y constante posible. Una forma de hacerlo es formar una “coronaburbuja”, es decir, crear un círculo social exclusivo entre dos hogares, que implique que sus miembros solo pueden verse entre ellos. Esto permite llevar una vida social algo más normal, pero limitada. Asimismo, es importante considerar que la “coronaburbuja” puede tener “fugas” que implique un riesgo de exposición, como por ejemplo padres que van a la oficina o al supermercado, niños y adolescentes que ven a sus amigos o asesoras del hogar que trabajan en una u otra casa. “La comunicación sobre los riesgos debe ser continua y abierta”, sostiene Julia Marcus, epidemióloga de enfermedades infecciosas y profesora asistente en la Escuela de Medicina de Harvard. 3.- Administrar el “presupuesto de exposición” El riesgo es acumulativo y por esto hay que mantenerlo bajo control. De ahí que en la “nueva normalidad” las personas tendrán que hacer elecciones entre las actividades que son más o menos importantes para cada una. Por ejemplo, optar entre ir a visitar a sus padres de edad avanzada o asistir a una fiesta de cumpleaños.

 

 

Leave a reply